Boletín: DCS/106/16/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / México, DF, a 13 de julio de 2016
MÁS DEL 80 POR CIENTO DE LOS CAPITALINOS PADECEN ALGUNA ENFERMEDAD CRÓNICO-DEGENERATIVA

La campaña “Menos sal, más salud” se implementó como medida de prevención ya que el 80 por ciento de los capitalinos padece alguna enfermedad crónico-degenerativa y el elevado consumo de sodio agrava y/o dificulta el control de estos padecimientos, afirmó la Secretaría de Salud (SSA) de la Ciudad de México en respuesta a una solicitud de información pública, analizada por el Pleno del INFODF.

Un particular solicitó información sobre “Menos Sal mas Salud”, si era un programa o una campaña, si está regulado en alguna ley y qué sanciones existen en caso de su incumplimiento.

La dependencia respondió que se trata de una campaña que consiste en recomendar el retiro de saleros de las mesas de comercios dedicados a la venta de alimentos y bebidas de la Ciudad de México, pues el elevado consumo de sodio agrava y dificulta el control sobre las enfermedades crónico-degenerativas.

El solicitante de información quedó inconforme por lo que interpuso un recurso de revisión ante el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal (INFODF) en donde manifestó que la respuesta era incompleta, ya que omitió decirle si existe alguna ley que sancione a los establecimientos mercantiles en caso de incumplimiento y tampoco aclaró si se trata de un programa o una campaña.

Durante la integración del expediente, la SSA emitió una respuesta complementaria donde aclaró que se trata de una campaña lanzada en 2013 como parte de la estrategia para prevenir y controlar el sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

Añadió que las autoridades capitalinas consideraron necesaria la implementación de una estrategia común, para tratar de reducir la incidencia de hipertensión arterial, pues tan sólo en el 2011, la red de hospitales de la Secretaría de Salud atendió 11 mil 647 casos de urgencia provocados por dicho padecimiento.

Asimismo, resaltó que es una acción preventiva, más que una medida restrictiva o de carácter obligatorio, sustentada en la suma de voluntades entre el gobierno y más de 18 mil 500 comercios dedicados a la venta de alimentos y bebidas en la Ciudad de México quienes han retirado saleros de las mesas.

Como parte de la campaña la dependencia de salud entregó a estos negocios 24 mil 800 materiales didácticos, como botones, manteles y posters con información del tema.

La SSA también informó que la industria panificadora se sumó a las acciones y redujo el 10 por ciento de sal en la elaboración del pan.

La dependencia precisó que dicha iniciativa pretende elevar el nivel de información de los ciudadanos y concientizarlos sobre los riesgos a la salud por el excesivo consumo de sal, así como la importancia de reducir los casos de hipertensión arterial, factor de riesgo para enfermedades del cerebro y cardio-vasculares, que son la primera causa de muerte en la Ciudad de México.

“No se pretende prohibir el consumo de sal, ya que ésta contiene yodo, sustancia que cumple funciones imprescindibles para el funcionamiento del organismo; sino reducir la cantidad de sal que se consume a fin de ajustarnos a los estándares internacionales, pues mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir cinco gramos por persona de este producto, se tiene detectado que en México se consumen hasta 11 gramos al día”, acotó.

Finalmente, mencionó que dicha campaña no se encuentra regulada por ley o lineamiento alguno y, al tratarse de acciones voluntarias tampoco se prevé la aplicación de sanción alguna para quien se niegue a participar en la misma, aunque a manera de incentivo se otorgarán reconocimientos a los establecimientos que colaboren con la campaña.

Como complemento, la Secretaría de Salud adjunto la dirección electrónica del documento denominado “Estrategia del Distrito Federal para la prevención y control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes”.

Por lo anterior, el Pleno del INFODF consideró que la respuesta complementaria dejó sin efecto el recurso de revisión y determinó sobreseerlo.

Durante la sesión ordinaria de este miércoles se resolvieron más de 41 recursos de revisión en materia de acceso a la información pública y uno de datos personales.