INFODF Accesible
Boletín: DCS/085/16 / Publicado por: Dirección de Comunicación Social / México, DF, a 13 de junio de 2016
LA TRANSPARENCIA Y EL ACCESO A LA INFORMACIÓN DEBEN EJERCERSE LIBREMENTE

El ejercicio de acceso a la información pública es un derecho que debe circular libremente y convertirse en un asunto cotidiano que todos puedan utilizar, afirmó el comisionado presidente del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito Federal (INFODF), Mucio Israel Hernández Guerrero.

Lo anterior al inaugurar la sexta edición del diplomado a distancia: “Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales en el Distrito Federal” que el INFODF realiza en coordinación con la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Xochimilco.

Hernández Guerrero dijo que las instituciones, servidores públicos y sociedad enfrentan dos grandes retos: sacar del entramado jurídico el ejercicio del acceso a la información y combatir las resistencias a los procesos de transparencia y rendición de cuentas.

El comisionado presidente recordó que el artículo 6° de la Constitución fue reformado hasta convertirlo en una norma reglamentaria que derivó en una ley general con más de 200 artículos.

Por mandato, los estados debieron armonizar sus leyes, cumplir con los 16 lineamientos del Sistema Nacional de Transparencia (SNT) y aunado a ello, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) realizó una revisión de cada una de ellas e interpuso recursos de inconstitucionalidad en donde detectó posibles inconsistencias.

“Estamos en una disputa jurídica y no debemos judicializar el derecho de acceso a la información pública, que se convierta en un asunto cotidiano que todo mundo podamos utilizar”, enfatizó.

Hernández Guerrero acotó que el otro reto es combatir las resistencias a los procesos de transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas ya que muchos funcionarios públicos a nivel nacional han preferido renunciar antes que hacer públicas sus declaraciones de carácter patrimonial, financiero y conflicto de interesas denominado 3 de 3, se necesitan normalizar porque es un principio básico del derecho a saber.

En su oportunidad, el comisionado ciudadano Alejandro Torres Rogelio resaltó que este diplomado es el primero que se impartirá con la nueva Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México lo que permitirá a los servidores públicos profundizar en el conocimiento de estas garantías.

Asimismo, destacó que con la armonización se incorporaron mayor número de obligaciones de transparencia derivadas de las exigencias de la sociedad como son: obra pública, cuestiones ambientales, de agua, programas sociales, combate a la delincuencia y prevención del delito, destino de los recursos por multas e infracciones y usos de suelo, entre otros.

Con relación al la acción de inconstitucionalidad interpuesta ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Torres Rogelio subrayó que ello no detiene la instrumentación de la ley local pero “debemos estar atentos a lo que resuelva la Corte ya que ahí se decidirá la mejor interpretación sobre esta ley”.

En su oportunidad, el secretario Académico y de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, Alfonso León Pérez y el Responsable del Proyecto de Educación Virtual y a Distancia, Antonio Ramírez López, ambos de la UAM-Xochimilco, agradecieron el apoyo y la confianza del INFODF para la realización de este diplomado.

Ambos académicos, coincidieron en señalar que actualmente la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas son herramientas para construir una sociedad más democrática y justa, pero es indispensable la capacitación y la participación social para alcanzar el objetivo.

En esta sexta edición del diplomado a distancia se inscribieron un total de 60 participantes de 42 instituciones públicas.

En el evento estuvieron presentes los comisionados ciudadanos del INFODF Elsa Bibiana Peralta Hernández y Luis Fernando Sánchez Nava, así como los alumnos de esta sexta generación del diplomado