InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/159/2020/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 01 de septiembre 2020
BANNER INTERIOR
  • Inician los Foros de acciones de apertura en situaciones de emergencia, organizados por el equipo de Esta Abierto bajo el seguimiento de la Comisionada Ciudadana María del Carmen Nava Polina del INFO CDMX.
  • Durante el primer foro titulado “Los Micrositios se crean con todas y son para todas. Realidades y Aspiraciones”, participaron Juan Manuel Casanueva, de Social TIC; Leonor Quiroz Carrillo, del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de México; y Alma Rangel, de la organización civil Codeando México.


Por atender la situación de emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de Covid-19, se pudo observar que el ejercicio de algunos derechos humanos se quedó en pausa, de ahí la importancia de crear prototipos de apertura institucional encaminados a empoderar a las personas y a las comunidades, afirmó María del Carmen Nava Polina, Comisionada Ciudadana del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO CDMX).



Al inaugurar los Foros de apertura en situaciones de emergencia, dijo que el principal motor de estos ejercicios es abonar ideas y soluciones creativas, así como resaltar la importancia de la apertura institucional para la activación del ejercicio de derechos humanos de manera completa, sobre todo en situaciones de emergencia, lo que ayudará a lograr ciudades y comunidades más igualitarias, incluyentes y resilientes.



Estos foros -afirmó la Comisionada- se insertan en los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, cuyo propósito es que a través de un enfoque de apertura, ayudemos a lograr que las ciudades y las comunidades sean más inclusivas, más seguras, incluyentes y sostenibles, así como pacíficas, con una justicia abierta y garantes de derechos humanos.



Nava Polina, quien da seguimiento a la agenda de Estado Abierto al interior del InfoCDMX , destacó que la resolución de problemas no debe ser desde una sola visión o perspectiva, sino radica en las diferentes formas de hacer y entender la apertura, y sobre todo de activarla. “De prevenir los riesgos y de buscar soluciones entre todas y todos a las necesidades de las personas para cerrar la brecha de información, sobre todo con grupos de atención prioritaria”.



Luego de la inauguración se dio paso al primer foro titulado “Los Micrositios se crean con todas y son para todas. Realidades vs Aspiraciones”, en el que participaron Juan Manuel Casanueva, de Social TIC; Leonor Quiroz Carrillo, del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de México, y Alma Rangel, de la organización civil Codeando México.



Durante este evento, las personas participantes analizaron cuáles son los elementos mínimos que deben considerarse para la construcción de un micrositio que brinde a las personas información oportuna, accesible, veraz y confiable respecto de la situación de emergencia; y que el diseño, la implementación y el seguimiento del plan de acción, así como la mitigación, los apoyos sociales, los trámites, los servicios y el ejercicio del recurso público están visibilizados dentro de estos micrositios ante una emergencia.



En la primera ronda de participaciones, Alma Rangel, de Codeando México, destacó que la creación de micrositios permite centralizar información que muchas veces está distribuida en diferentes canales de difusión y con la ayuda de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s) se pueden crear vías mucho más efectivas para actuar y colaborar de manera ágil con la ciudadanía; “un micrositio nos permite tener un repositorio donde se albergue toda la información y facilitar el acceso a la ciudadanía”, añadió.



Agregó que, en un contexto de transparencia, las TIC’s permiten generar inteligencia y darle sentido a la cantidad de información que se genera en una emergencia. Explicó que en México hay cerca de 80 millones de usuarios de internet, lo que representa el 70% de la población, pero sólo el 35% utiliza internet para interactuar con la ciudadanía, por lo que, en contextos de emergencia, de participación y de democracia, se tiene que hacer lo posible por llegar a la audiencia más amplia.



Alma Rangel concluyó que el micrositio parte de una estrategia mucho más amplia de comunicación con el que se deben identificar las personas; deben ser accesibles con lenguaje sencillo y fácil de entender.



En su oportunidad, Juan Manuel Casanueva, del Social TIC, se refirió al tipo de información que la población realmente necesita en una situación de emergencia y cómo modificarla ante los diferentes cambios. Enfatizó sobre la importancia de tomar acciones creativas y proactivas para comunicar a las personas, y saber qué información es necesaria, pues no tiene que estar basado en ocurrencias ni en preferencias políticas, sino evaluar lo que realmente la gente necesita.



Añadió que se debe tomar en cuenta que detrás de un micrositio siempre hay tres niveles de información: lo primero que se difunde es lo que atiende la necesidad ciudadana, es decir, lo que le sirve a la mayoría de la población; en un segundo plano, está la información que genera un mayor análisis y participación ciudadana, como la transparencia presupuestal o las estadísticas; y un tercer nivel que se refiere a los datos abiertos que atienden a la población mucho más especializada.



Leonor Quiroz Carrillo, del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción del Estado de México, se refirió a los elementos que debe contener un micrositio, como es información de interés público con lenguaje sencillo que pueda entender toda la ciudadanía, privilegiar siempre los derechos humanos, que sea oportuno y que la información tenga enfoque de género y de atención a grupos en situación de vulnerabilidad.



Destacó que un micrositio no sólo debe atender la emergencia sanitaria a través de comunicación, información y atención ciudadana, sino como un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas. Los micrositios -dijo- ayudan a evaluar y a fortalecer el diálogo con la ciudadanía en un ejercicio de co-creación mucho más sistemática; “si nos inmiscuimos como ciudadanía y no sólo somos espectadores, nos convertimos en colaboradores para esa atención y eso crea ciudadanía responsable, objetiva y comprometida”.



Durante dos días, expertos y organizaciones de la sociedad civil analizarán diversos temas como, “Los Atlas de Riesgos salvan vidas, ¿cómo se construyen?”; “Pensar fuera de la caja: la creatividad en la apertura institucional”; y “Stand-up comedy como una herramienta para la incidencia y la apertura”, como parte de la antesala al Segundo Coloquio por una Reconstrucción Abierta (internacional), a realizarse el 7 y 8 de septiembre próximos.