InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/155/2020/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 28 de agosto 2020
BANNER INTERIOR
  • La actual situación nos obliga a reflexionar su incorporación a la nueva normalidad, para garantizar el ejercicio de sus derechos y las responsabilidades que tenemos para con este grupo de la población, aseguró la Comisionada Ciudadana del INFO.
  • Inauguran el Foro Virtual “Adultos mayores, pandemia, aislamiento y tratamiento de sus datos personales”, organizado por el Instituto de Transparencia de la Ciudad de México y la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla.


La población adulta mayor es uno de los segmentos más estigmatizados y discriminados en esta emergencia por Covid-19, pues se considera un grupo de alta vulnerabilidad de contraer el virus y por tanto de transmitirlo; de acuerdo con el INAPAM, este sector representa el 50% de las personas que han muerto durante la pandemia, afirmó Elsa Bibiana Peralta Hernández, Comisionada Ciudadana del Instituto de Transparencia de la Ciudad de México (INFO CDMX). Destacó que este año la celebración del Día Nacional de las Personas Mayores se realiza en una situación inédita, porque la pandemia sanitaria muestra las grandes debilidades de la sociedad actual y, en particular, las enormes desigualdades que enfrentan las personas mayores.



Durante la inauguración del Foro Virtual “Adultos mayores, pandemia, aislamiento y tratamiento de sus datos personales” -que organizó el INFO y la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla-, Peralta Hernández refirió que las tecnologías de la información y comunicación (TICs) ayudan a que el adulto mayor pueda relacionarse durante el confinamiento.



Sin embargo, aclaró que el uso de la tecnología también implica un riesgo para las personas mayores porque son blanco para sufrir diversos tipos de abusos a raíz de su edad avanzada y sus derechos humanos muchas veces se ven vulnerados, entre estos la protección de sus datos personales.



“Esta situación nos obliga a reflexionar al respecto, pues es necesario analizar su incorporación a la nueva normalidad, el ejercicio de sus derechos y las responsabilidades que tenemos para con este grupo de la población. El acompañamiento, con paciencia y disponibilidad tanto de los servidores públicos y de sus familiares podrán incluir a los adultos mayores a la era tecnológica y ayudarlos a protegerse de abusos que se puedan cometer si alguien tiene acceso a sus datos personales”, puntualizó Peralta Hernández.



Por su parte, el Comisionado Presidente del INFO CDMX, Julio César Bonilla Gutiérrez, dijo que la oportuna atención a las necesidades de los adultos mayores es una prioridad incuestionable que estamos obligados a atender con el objeto de preservar su integridad física, su vida y el pleno goce y disfrute de sus derechos. Máxime que se trata de personas que, por su propia condición, en situaciones como la actual pandemia, se encuentran en un estado de mayor vulnerabilidad.



“Es preciso visibilizar las diversas problemáticas a las que se enfrentan nuestros adultos mayores, para poder coordinada y estratégicamente paliarlas como nos corresponde a todas y a todos, pero mucho más como miembros de instituciones que garantizan la prevalencia de los derechos humanos de las personas”, refirió. Bonilla Gutiérrez hizo votos porque las propuestas de este Foro deriven en acciones que brinden cauce a las preocupaciones de nuestras personas adultas mayores, les protejan y sirvan para hacer frente a las adversidades que nos ha tocado sondear en este tiempo en un difícil confinamiento. Afirmó: “Nada nos garantiza que un evento así no se repetirá. Sin embargo, debemos garantizarnos todas y todos que nada nos volverá a golpear del modo en el que lo ha hecho esta situación. Debemos capitalizar las dolorosas lecciones aprendidas y, a partir de esfuerzos diarios, construir un porvenir con esperanza”. En el Panel 1 “Implicaciones del aislamiento debido a la pandemia”, la Presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), Geraldina González de la Vega Hernández, habló sobre la brecha digital que se ha visibilizado durante la pandemia por Covid-19.



"Antes de la pandemia la brecha ya existía y, por ello, es necesario generar conciencia de la situación en que viven las personas mayores e impulsar medidas para que puedan vivir una vida plena, autónoma y digna".



Refirió que es bien sabido que, a lo largo de los años, la población de personas mayores se ha tenido que enfrentar a la desigualdad estructural; sin embargo, a raíz del Covid-19 la situación ha empeorado. “Esta población es una de las que más riesgos presenta, y es la que más decesos ha tenido a nivel global. La contingencia ha ocasionado consecuencias tanto físicas como emocionales, ya que el abandono estructural ha ido en aumento”.



La funcionaria comentó que las TICs se han destacado como un instrumento clave para el desarrollo, sin embargo, también pueden exacerbar las desigualdades y es lo que estamos viendo en la contingencia que vivimos.



Por lo anterior, dijo que es importante generar políticas públicas que promuevan el papel positivo de la tecnología como un instrumento que pueda crear oportunidades para fomentar la inclusión de los adultos mayores en todos los ámbitos de la vida cotidiana.



“Las personas mayores son titulares plenos de derechos y son un grupo de atención prioritaria, lo que obliga a las autoridades a generar medidas positivas para eliminar la exclusión y garantizar una vida libre de violencia y discriminación”, afirmó De la Vega Hernández.



En su intervención, la Presidenta de la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla, Norma Pimentel Méndez, afirmó que las personas adultas mayores están expuestas a sufrir situaciones adversas durante el confinamiento, como la violencia intrafamiliar y el no saber utilizar las TICs.



Dijo que es necesario visibilizar cuáles pueden ser las mejores prácticas para, desde la sociedad, se impulsen políticas públicas con el propósito de forjar una mejor sociedad en su conjunto, que elimine las discriminaciones contra las personas adultas mayores y podamos tratarlos con la dignidad que se merecen.



“Debemos celebrar su historia y su fortaleza. Reconocer la generosidad y cariño de las personas adultos mayores, que nos dejan herencias que son parte fundamental de nuestra construcción social”, refirió Pimentel Méndez.



Mauricio Hernández Aguilar, especialista en protección de datos personales, tecnologías de la información y prácticas antilavado e integrante de la Barra Mexicana de Abogados, refirió que actualmente México ya se califica como una nación “en envejecimiento”, pues crece el número de adultos mayores.



Informó que datos de la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica reportaban que, hasta 2018, México tenía 15.4 millones de adultos mayores de 60 años. De esta cifra, acotó, 4 de cada 10 personas aún son económicamente activos y viven solos; sin embargo, 7 de cada 10 ya presentan alguna discapacidad o inmovilidad.



Hernández Aguilar aseguró que ni la sociedad ni los gobiernos han tomado en serio la protección debida a los derechos fundamentales de los adultos mayores.



Entre las dificultades que enfrentan estas personas, destacó las siguientes: reducidas oportunidades laborales con ingresos dignos; servicios de salud limitado con nulo acceso a su expediente clínico; consideraciones de segregación por autoridades y sociedad; apoyo esporádico con riesgo de ser violentados; asilos en malas condiciones y desafanados de su privacidad; servicios inaccesibles o muy restringidos.



Por último, la Directora del Instituto para el Envejecimiento Digno, Beatriz García Cruz, mencionó algunas acciones instrumentadas para apoyar a las personas adultas mayores durante la contingencia sanitaria, las cuales abarcan aspectos de salud, atención psicológica, nutrición, ejercicio físico y mental, entre otros.