InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/152/2020/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 27 de agosto 2020
BANNER INTERIOR
  • Se realizó el Panel 3 del Foro Virtual “Justicia Electrónica. Retos y Oportunidades”, organizado por el INFO, la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la CDMX y la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla.
  • La Titular de la Fiscalía General de Justicia la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, señaló que las TICs han transformado radicalmente la manera en que se transmite y recibe información.


La pandemia por Covid-19 ha significado un reto para el Poder Judicial de la Federación y de las entidades federativas en la impartición de justicia, ante el cierre de espacios públicos; sin embargo, gracias al uso de herramientas digitales siguió operando de manera remota, a partir de una reingeniería jurídica, que se ha ido consolidado para responder a las necesidades derivadas de la contingencia, afirmó el Comisionado Presidente del INFO CDMX, Julio César Bonilla Gutiérrez.



Al participar en el Foro Virtual “Justicia Electrónica. Retos y Oportunidades”, organizado por el INFO, la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la CDMX y la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla, el Comisionado Presidente señaló que la tecnología es una aliada que nos permite avanzar en la construcción de la impartición de justicia, el acceso a la información pública, la mejora de los servicios públicos, así como de los procesos democráticos.



“Si bien la discusión sobre la justicia electrónica desde la academia no se ha detenido, la pandemia fue un catalizador que permitió que la digitalización de la justicia fuera un interés general que se ha redefinido y adoptado desde el Poder Judicial de la Federación”.



En el Panel 3 “Procedimientos Electrónicos (litigios, denuncias, mediación audiencias, convivencia y otros)”, Bonilla Gutiérrez apuntó que “las TICs permiten a los sistemas de justicia estar a la altura del contexto actual, sin dejar de cumplir con las obligaciones constitucionales”; como ejemplo de ello, recordó el Acuerdo General del Consejo de la Judicatura, del 8 de junio de 2020, que regula el uso de la tecnología para la impartición de justicia federal, los servicios en línea e interconexión, así como los sistemas electrónicos necesarios para el trámite y resolución de los asuntos competencia de los órganos jurisdiccionales a su cargo.



“Sin duda, se está dando un paso contundente en materia de justicia electrónica, ya que las plataformas tecnológicas se ponen al servicio de las personas a fin de agilizar, acercar y facilitar el acceso a la justicia. Hoy, a pesar del contexto en el que nos encontramos, se está concretando un gran esfuerzo de justicia digital”, aseveró.



Sobre la reciente reforma constitucional en materia de transparencia aprobada por el Congreso de la Unión para hacer públicas todas las sentencias de los Sujetos Obligados con actividades jurisdiccionales, Bonilla Gutiérrez resaltó que dichos cambios reflejan otro procedimiento electrónico, el cual “ha contribuido a aniquilar el secretismo”; sin embargo, comentó que existen diversas restricciones en la materia que, sin duda, se deben velar en igual jerarquía de derechos y bajo el principio de confidencialidad o reserva, lo cual no se debe entender como excluyente del acceso a la información.



“La publicidad de las sentencias, por tanto, constituye un verdadero ejercicio de rendición de cuentas, así como una herramienta para frenar la corrupción en lo judicial, bajo el escrutinio público, y un aliado en esta evolución es el uso de las herramientas tecnológicas”.



En su oportunidad, la titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, sostuvo que las TICs han transformado radicalmente la manera en que se transmite y recibe información, lo que si bien ha traído beneficios también ha ocasionado nuevos riesgos sobre los bienes jurídicos tradicionales como la privacidad y la seguridad de las personas, dando lugar a ciberdelitos, entre ellos la violencia digital por razones de género y el delito de intimidad sexual.



Tras indicar que se han tenido avances como la denominada Ley Olimpia, la servidora pública expresó que entre los desafíos que enfrentan los sistemas jurídicos nacionales en la investigación los delitos de género en el ciberespacio, está la aplicación de la normatividad, pues se trata de conductas que no tienen fronteras y que afectan bienes intangibles.



Claudia Elena de Buen Unna, Vicepresidenta de la Barra Nacional del Colegio de Abogados, puntualizó que la contingencia sanitaria ha obligado al sistema judicial a dar un paso hacia lo digital que se tuvo que haber dado hace muchos años. Sin embargo, alertó sobre un elemento importante que es la seguridad de la información en el espacio cibernético.



“Tenemos que cambiar. El Estado tiene que modernizarse, los sistemas de impartición de justicia tienen que entrar a la nueva era, tenemos que implementar la justicia electrónica con todas las medidas de seguridad y los abogados tenemos que adecuarnos a ello, hacernos a la idea de que así va a ser”.



Susana Bátiz Zavala, Consejera de la Judicatura de la Ciudad de México, subrayó que desde que inició la pandemia se entendió que las cosas estaban cambiando hacia una nueva normalidad, razón por la que el Tribunal Superior de Justicia de la CDMX comenzó a trabajar en dos sentidos: preservar la salud de los servidores públicos, así como en mantener activa y eficazmente la impartición de justicia, para lo cual se usaron las herramientas tecnológicas.



Luego de afirmar que el tema digital no es nuevo en el sistema judicial, Bátiz Zavala destacó algunas de las acciones que la Judicatura puso en marcha para ingresar a los mecanismos electrónicos: convenios por videollamada, línea telefónica de apoyo y contención psicoemocional; audiencias del sistema procesal penal acusatorio mediante telepresencia; uso de firma electrónica (FIREL); Centro de Justicia Alternativa; archivo judicial; audiencias a distancia en materia civil y familiar.



CLAUSURA DE TRABAJOS



Al dar por concluidos los dos días de trabajos del Foro, la Comisionada Ciudadana Elsa Bibiana Peralta Hernández, cuya ponencia fue coorganizadora del evento, consideró que para instrumentar la justicia en línea es necesario legislar normas al respecto, las cuales deben ir acompañadas del presupuesto respectivo.



“Esas leyes requieren de muchos recursos, humanos, materiales y, desde luego, financieros, para transformar los procesos electrónicos que faciliten la gestión y que lleve a la resolución de sus necesidades en lenguaje sencillo, incluyente, con perspectiva y todo aquello que se pide de las sentencias”.



Norma Pimentel, Presidenta de la Barra Mexicana de Abogados Capítulo Puebla, destacó que este ejercicio permitió analizar modelos novedosos e híbridos de acceso a la justicia, sin distinciones para todas las personas, en el marco de la contingencia sanitaria.



El Presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la CDMX, Eduardo Santillán, sostuvo que el uso de todos los medios electrónicos permitirán acercar la impartición de justicia a las personas.