InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/151/2020/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 26 de agosto 2020
BANNER INTERIOR
  • "En 2001 Transparencia Internacional situaba a México en el Índice de Percepción a la Corrupción en el lugar 51 de 90 países evaluados; sin embargo, en 2019 nuestro país se ubicó en el lugar 130 de 180 naciones, recordó el Comisionado Presidente del INFO CDMX."
  • En el mismo periodo, el costo de la corrupción en nuestro país oscilaba ente el 9 y 10% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que significa que entre 9 y 10 dólares eran invertidos en actos ilícitos, señaló.


El costo material de la corrupción en México durante el periodo 2001-2018, de acuerdo con datos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, oscilaba entre el 9 y 10% del Producto Interno Bruto de nuestro país, lo que significa que de cada 100 dólares, entre 9 y 10 eran invertidos en actos de corrupción, señaló el Comisionado Presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO CDMX), Julio César Bonilla Gutiérrez.



Durante la videoconferencia “Transparencia y combate a la corrupción” que organizó el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Tlaxcala (IAIP), impartida por el Comisionado Presidente del INFO CDMX, el también Coordinador de la Región Centro del Sistema Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (SNT) recordó que en el 2001 Transparencia Internacional situaba a México en el Índice de Percepción a la Corrupción (IPC), a nivel internacional, en el lugar 51 de 90 países evaluados, lugar digno para una democracia emergente y que estaba en proceso de consolidación.



No obstante -señaló que-, algo sucedió en el proceso democratizador en el país, ya que, en 2018, cuando fueron evaluados 180 países, México se ubicó en el lugar 138: “Durante este periodo tuvimos una caída libre en materia de percepción de la corrupción; sin embargo, para la evaluación del año 2019, de acuerdo con el IPC, México tuvo una mejora de ocho puntos que lo colocó en el lugar 130”.



El Comisionado Presidente del INFO CDMX expresó que la corrupción es un fenómeno sumamente complejo, que no solo ha afectado a las instituciones del Estado, sino también a nuestra sociedad; por lo que su combate se debe enfrentar de manera bidireccional: “Si queremos tener un avance sustantivo en el combate a la corrupción, debemos trabajar de manera coordinada tanto las instituciones como la sociedad”.



Durante su alocución, el coordinador de la Región Centro recordó que, de acuerdo con la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el derecho de acceso a la información pública constituye una herramienta esencial para el combate a la corrupción.



“Para hacer realidad el principio de transparencia en la gestión pública y mejorar la calidad de nuestras democracias con rendición de cuentas, se tienen que transformar los órganos públicos en órganos más cercanos a la gente, cuyas políticas y prácticas de manejo físico de la información no estén orientadas al secreto, sino más bien a la publicidad”, expresó. Indicó que en México nos hemos tomado muy en serio el tema de la transparencia a partir de la entrada del siglo XXI y con la alternancia del poder que facilitó diversos procesos democráticos, así como la creación de una Ley reglamentaria del artículo 6° Constitucional, la creación de un Instituto de Transparencia a nivel federal y sus réplicas en los estados. Bonilla Gutiérrez subrayó que la transparencia se ha colocado en el centro de la acción pública, así como en la narrativa democrática y de construcción institucional, ya que el papel de los institutos de transparencia locales juega un papel importante en el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).



Asimismo, resaltó la importancia de cómo la sociedad civil se inserta dentro del mecanismo de control y de coordinación del SNA, ocupando ni más ni menos que la presidencia.



“Dicho sistema y las instituciones que la componen tienen como propósito sancionar la corrupción en nuestro país. Hoy se señala que la transparencia en México es un valor democrático, un triunfo de la República; un control al poder permite oxigenar nuestras relaciones democráticas, porque la cultura del secretismo ha terminado. En pleno siglo XXI nadie puede escapar a la transparencia”, señaló.



Refirió que hoy la información debe estar en manos de la gente para su uso responsable, útil y efectivo para construir ciudadanos cada vez más virtuosos que acudan “a la fiesta democrática permanente”, porque “la democracia no se agota en las urnas o en los procesos electorales, la democracia es un proceso permanente, constante, sustantivo. Es un modo de vida en el que interactuamos todas y todos para el fortalecimiento de nuestra sociedad, instituciones y de nuestra gente”.



Insistió en que es necesario cambiar el ideario de nuestras sociedades para que esta ruptura con viejas prácticas sea cosa del pasado, y que cada vez más gente participe en los asuntos públicos de manera responsable y periódica, y no solo el día de la jornada electoral.



En su intervención, Fernando Hernández López, Comisionado Presidente del IAIP-Tlaxcala, coincidió con su homólogo en que la transparencia permite que la ciudadanía tenga conocimiento sobre los recursos públicos que dispone la Federación, los estados y municipios, así como el uso que le dan.



“La transparencia da certeza de que los recursos económicos son administrados con eficacia, eficiencia y honradez para satisfacer los objetivos para los que están destinados, entre ellos y principalmente la realización de los derechos humanos que la Constitución consagra como el derecho a la educación, a los servicios de salud, a un medio ambiente sano, el acceso y disposición de agua, a contar con una vivienda digna y decorosa, entre otros” puntualizó.



Asimismo, enfatizó en que la transparencia y el servicio público es un binomio necesario para lidiar con la corrupción y hacer realidad esos derechos, y que es una tarea que nos corresponde a todos.



Finalmente, Didier López Sánchez, Comisionado del IAIP, señaló que en el combate a la corrupción no debe desfallecer en el intento; “no sé si podamos terminar con ella, pero lo que sí se puede hacer es combatirla, y si el combate es frontal y decidido, con mucha mayor razón”.