InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/099/20/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 10 de junio de 2020    
   
  • La cultura del secretismo que permeó prácticamente todo el siglo XX en nuestro país tiene que terminar, aseguró el Comisionado Presidente del INFO.
  • Refirió que el Derecho de Acceso a la Información Pública es una herramienta esencial para combatir la corrupción.


La transparencia, junto con la democracia, constituyen mecanismos de control constitucionales y a su vez, son oxígeno para la consolidación de los derechos humanos, citó Julio César Bonilla Gutiérrez, Comisionado Presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), durante su participación en el ciclo de Conferencias E-lectorales que organiza el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), a través de su Escuela Judicial Electoral.



Bonilla Gutiérrez expresó que la transparencia es un control democrático al poder, lo que significa que la ciudadanía tiene la capacidad y la posibilidad de acceder al control del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como las entidades que habían escapado a la regularidad constitucional, como los partidos políticos, sindicatos y fideicomisos.



En su conferencia magistral, realizada de manera virtual, Bonilla Gutiérrez subrayó que la agenda vinculada con la transparencia y con el acceso a la información pública ha costado mucho trabajo, ha sido una lucha constante y para nada ha sido fácil su penetración y consolidación no solo en México sino en muchas naciones. Es un tema que está llenó de tensiones, sin embargo, se ha logrado y ha ido creciendo.



Añadió que, hoy en día, el acceso a la información pública constituye una herramienta esencial para combatir la corrupción, hacer realidad el principio de transparencia en la gestión pública y mejorar la calidad de nuestras democracias, signadas por una cultura de secretismo y por organismos públicos cuyas facultades y prácticas habían sido distanciadas de la sociedad.



Durante su disertación, el Comisionado Presidente del INFO, hizo referencia a sucesos históricos que fueron marcando el camino de una mayor apertura y consolidación democrática en nuestro país, desde los hechos ocurridos en 1968 y 1971, hasta alcanzar un punto importante con la Reforma Política de 1977, “que es el origen de un cambio profundo que hoy vemos”, así como el surgimiento del Grupo Oaxaca, integrado por políticos, académicos y periodistas que impulsaron la primera ley federal en materia de transparencia.



En ese devenir histórico citó el caso de Aguas Blancas, en el Estado de Guerrero, que tuvo que llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, frente al ocultamiento y manipulación de esos hechos por parte de las autoridades estatales y cuya resolución llevó, entre otras decisiones, a la apertura de la información, al confirmarse la violación de varios derechos humanos perpetrados a 17 campesinos asesinados y otros 23 más heridos.



“Aguas Blancas significó un paso de calidad en términos de interpretación jurisprudencial con relación al acceso a la información pública”, detalló el Comisionado Presidente, quien, además, aludió a otros casos sucedidos en el desarrollo democrático de nuestro país, como las matanzas de Acteal, San Fernando y Tlatlaya, o el caso Odebrecht, donde el acceso a la información ha permitido conocer a fondo esos hechos.



El Comisionado Presidente Julio César Bonilla, enfatizó que actualmente la transparencia y el acceso a la información pública son mecanismos de control democrático, de tutela de derechos fundamentales y de ejercicio de rendición de cuentas.



Resaltó que la creación de los órganos garantes de acceso a la información, junto con una mayor participación de la ciudadanía en la vida pública, ha permitido incidir cualitativamente en la democracia, y así transparentar y fiscalizar la actividad política y la gestión pública; y, de igual forma, estos órganos tienen el deber de vincularse con los sistemas que fueron creados para consolidar la democracia de nuestro país.



“No podemos entender el Sistema Nacional de Transparencia (SNT) aislado del Sistema Nacional Electoral, cuando los partidos políticos ya son sujetos obligados, así como los órganos autónomos. No podemos estar aislados del Sistema Nacional de Archivos, cuando el sistema de archivos nos permite el acceso a la memoria histórica de nuestros pueblos y al conocimiento de la verdad”, explicó.



Asimismo, aseguró que nuestra democracia tiene como reto, en el corto, mediano y largo plazo, consolidar estos sistemas para que, más temprano que tarde, podamos estar atendiendo todos los deberes constitucionales de cara a la sociedad.



“Tenemos claro el cambio de paradigma en este siglo, nadie puede escapar a la transparencia, eso es un hecho irreductible, la cultura del secretismo que permeó prácticamente todo el siglo XX en nuestro país, ha terminado o tiene que terminar”, agregó.



Por último, Bonilla Gutiérrez agradeció al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a la Escuela Judicial del mismo la oportunidad de participar en el ciclo de conferencias.



         Ver mas Comunicados