InfoDF

Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México

Boletín: DCS/216/19/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 28 de octubre de 2019
  • Los desafíos son inmensos, destacó la Comisionada Ciudadana María del Carmen Nava Polina.
  • El INFO realizó la cuarta emisión de Espacios Abiertos con el tema: “Un Plan de Acciones como motor para impulsar el Parlamento Abierto en la CDMX”.


Por disposición constitucional el Congreso de la Ciudad de México debe implementar los diez principios de Parlamento Abierto, sin embargo los retos y desafíos son inmensos, coincidieron los participantes en la cuarta mesa de Espacios Abiertos que con el tema “Un Plan de Acciones como motor para impulsar el Parlamento Abierto en la CDMX” organizado por el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la CDMX (INFO)



En esta edición participaron Mónica Tapia Álvarez, Directora de Ruta Cívica; Jorge Triana Tena, Diputado integrante de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias del Congreso de la Ciudad de México; Mariana Niembro, Directora General de Borde Político y Mauricio Tabe Echartea, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local; mientras que la Comisionada Ciudadana INFO, María del Carmen Nava Polina fungió como moderadora.



La Comisionada Ciudadana María del Carmen Nava Polina subrayó que en la sociedad mexicana hay un urgente llamado a que se combata la corrupción pero dijo que no hay manera de hacerlo sino se cuenta con información. Indicó que en nuestro país hay una exigencia histórica para contar con los datos necesarios para que las y los ciudadanos puedan tomar decisiones informadas, sobre todo ahora que ya se podrá reelegir a las y los diputados locales.



“Si no hay información sobre su desempeño, las personas nos podrán elegir libremente”, destacó.



Mauricio Tabe Echartea, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Ciudad de México dijo por su parte se están haciendo esfuerzos importantes para acabar con “los usos y costumbres” que prevalecieron en la legislatura pasada. Como ejemplo, citó que ya se estableció un calendario con fecha específicas para la entrega de iniciativas de las leyes secundarias y que, en general, también habrá calendarios para que las personas puedan conocer en qué momento pueden participar para ofrecer su opinión respecto de las normas propuestas.



“Esta vez ya no habrá reuniones secretas ni bolas rápidas y quien no cumpla con los calendarios y con la transparencia deberá enfrentar la sanción pública”.



También dijo que ya se aprobó un Código de Responsabilidad Parlamentaria, el cual permitirá denunciar las faltas al Código de Ética de las y los representantes populares. Enfatizó que se tiene que informar a la ciudadanía para que pueda ejercer sus derechos.



Mónica Tapia relató su experiencia como usuraria de la información publicada por el Congreso capitalino y resaltó que existen áreas de oportunidad para que las personas interesadas puedan seguir los procesos legislativos, establecer contacto con sus legisladores o realizar algún tipo de gestión con sus representantes populares.



Indicó que ello no sólo es importante por la parte legislativa, sino también porque al Congreso le corresponde hacer los nombramientos de distintos servidores públicos. Dijo que actualmente hay cerca de 60 nombramientos pendientes de concretar y no existen criterios o lineamientos homologados sobre cómo se tienen que realizar esos procesos.



Por su parte, el diputado local Jorge Triana Tena resaltó otros aspectos de la labor legislativa de los cuales tampoco se informa, como son las facultades de fiscalización y de ejercicio de control del poder, y de gestoría. “Sabemos cuánto dinero se destina a los módulos de atención, pero no sabemos en qué se gasta”.



Destacó la necesidad de que las personas tengan mayor conocimiento sobre las competencias, así como del trabajo de las y los representantes populares para que estén en posibilidad de hacerles rendir cuentas.



Aseguró que el congreso local es uno de los más caros en México y no se justifica que no se cuente con la tecnología necesaria para reportar el sentido de los votos y el desempeño general de los legisladores. En general, apuntó, no existen las condiciones idóneas tanto para las y los diputados, ni para las y los ciudadanos para que participen de manera más activa en los procesos legislativos.



Mariana Niembro resaltó que estamos que hay una falla en materia de educación cívica pues no hay una formación para que la ciudadanía sea capaz de participar en los procesos democráticos de una manera informada. “El acceso a la información es poder para las y los ciudadanos y lo que aparece en los portales del Congreso, cuando aparece, es información a destajo, que no es accesible y útil para las y los ciudadanos”.



La experta aseguró que entre las y los legisladores hay mucho desconocimiento sobre lo que verdaderamente significa Parlamento Abierto pues no se limita “a abrir la puerta”; apuntó que tienen que hacerse responsables de lo que establece la Constitución “pues necesitamos una democracia que no sólo sea electoral, sino que sea una democracia sustantiva, y el Parlamento Abierto brinda muchas oportunidades para hacerla realidad”, subrayó.