Banner INFO CDMX
Boletín: DCS/050/18/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 23 de octubre de 2018
  • Continúa el Ciclo de Conversatorios “Transparencia y Memoria a 50 años del 68” organizado por el INFO, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Archivo General de la Nación (AGN)
  • Pese a todas las inercias en contra, en México desde entonces se han construido los pilares de la democracia, consideró la comisionada ciudadana del INFO, Elsa Bibiana Peralta Hernández durante el panel: Conciencia Ciudadana ¿Cómo hemos crecido a 50 años del 2 de octubre del 68?


Tras el movimiento estudiantil de 1968, a lo largo de 50 años, en México se han construido los pilares de la democracia pese a las inercias en su contra. Asimismo, se iniciaron las bases de un marco constitucional para lograr la institucionalización de los Derechos Humanos, el Acceso a la Información Pública y la Protección de Datos Personales, estableció la comisionada ciudadana del INFO, Elsa Bibiana Peralta Hernández.

En la continuación del Ciclo de Conversatorios “Transparencia y Memoria a 50 años del 68”, organizado por el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Archivo General de la Nación (AGN), la comisionada ciudadana aseveró: “Las voces que se pretendieron apagar el 2 de octubre de 1968, siguen vigentes en cada paso que se está dando para construir una democracia que garantice el ejercicio de los derechos humanos, las libertades, tener instituciones al servicio de la ciudadanía y que también sean evaluadas”.

Elsa Bibiana Peralta nuevamente fungió como moderadora del segundo panel efectuado en las instalaciones del INFO, donde ahora el contenido fue: Conciencia Ciudadana ¿Cómo hemos crecido a 50 años del 2 de oct del 68?

El tema de análisis entre activistas del movimiento, académicos, investigadores y periodistas sirvió de contexto a la comisionada ciudadana del INFO para explicar que en lo referente al derecho a saber, se están dando pasos importantes para que cualquier ciudadano pueda ejercerlo libremente. Asimismo, la Protección de Datos Personales avanzó en gran medida y hoy la población cuenta con una mayor seguridad sobre su información que lo hace identificable.

Prueba de ello, dijo la comisionada ciudadana, es que la Ciudad de México hoy cuenta con una Constitución Política y unas normativas -en diversos ámbitos- las cuales son vanguardistas y privilegian los Derechos Humanos.

Liliana Veloz Márquez, directora Ejecutiva de la Red para la Rendición de Cuentas, consideró que el movimiento estudiantil de 1968 fue un parteaguas en el país porque la sociedad civil creció y empezó a madurar al ser más organizada, crítica, con más alternativas políticas pero aún falta mucho por hacer.

Se requiere de una sociedad más exigente que despierte para cambiar los esquemas como la mejor impartición de justicia y una verdadera responsabilidad para sancionar a los servidores públicos que incumplan con sus funciones, planteó.

Veloz Márquez dijo que aunque ya existe el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), el cual fue creado para abatir las inequidades e irregularidades, aún no se logra escapar –en algunos casos- de la “captura de los intereses políticos” como ocurrió en la Ciudad de México donde dejaron al INFO sin la integración de todos sus comisionados ciudadanos.

Ismael Maylo Colmenares, de la Brigada Cultura del Movimiento Estudiantil del 68, recordó que hace 50 años muchos de los activistas optaron por realizar protestas y jornadas de información a la sociedad, mediante actividades culturales y lúdicas que hasta la fecha siguen vigentes.

El movimiento del 68, aseguró, es tridimensional “viene de atrás”, de las acciones de reprensión a los campesinos y obreros, detonó en algo cultural y aún continúa vivo. Prueba de esto último, fue recientemente la desaparición forzada de 43 alumnos de Escuela Normal Rural de Ayotzinapa quienes acudirían a la conmemoración del 2 de octubre; los estudiantes que fueron golpeados el 3 de septiembre en la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) protestaban contra los abusos, “el 68 está vigente”.

Jorge Meléndez Preciado, periodista y conductor de Radio Educación, indicó que lo sucedido en 1968 fue un movimiento a nivel mundial; no solamente ocurrió en México con la terrible matanza del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, existieron protestas de estudiantes en Japón, Argentina, Estados Unidos y Checoslovaquia, todas en contra de la represión.

Meléndez Preciado reconoció que a 50 años de los acontecimientos se ha avanzado, sin embargo, “todavía estamos muy lejos de ser una sociedad donde las libertades se puedan ejercer”. En la actualidad es necesario vencer al México donde prevalecen las injusticias y la única manera de hacerlo es a través de ser activistas, como en el 68, para vencer obstáculos.

Claudia López Iglesias, consultora Independiente en materia de Gestión de Recursos de la Información y Procesos de transformación digital, consideró que a más de cinco décadas de lo ocurrido con el movimiento estudiantil “hemos avanzado en la aplicación de los derechos, pero aún falta por hacer ya que si bien existe el andamiaje de los derechos, hace falta conocerlos, entenderlos y crear una conciencia ciudadana”.

Los ciudadanos son quienes cambian la situación de un país, por eso es necesario crear una mayor conciencia democrática entre la sociedad, que las garantías individuales sean respetadas por las autoridades porque “México tiene de las mayores normatividades pero no se sabe cómo aprovecharla”, puntualizó López Iglesias.

Nicolás González González, Fundador del Consejo Estudiantil Universitario (CEU), manifestó que sí se creció mucho tras el movimiento estudiantil, se dieron diversos cambios porque se acabó con la hegemonía de un partido en el poder. Sin embargo, aún se requieren más transformaciones porque todavía existen inequidades y carencias en todo el país.

Hoy se sabe que los alumnos desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron 43, en el movimiento estudiantil de 1968 y la guerra sucia no se supo cuántos estudiantes murieron o desaparecieron; es un ejemplo de los cambios que se han dado en México, pero son casos que ya no deben existir, estableció.

En su intervención, José de Jesús Martín del Campo, presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México, dijo que se debe crear una conciencia crítica de lo ocurrido hace 50 años, recuperar la memoria y no permitir que nuevamente se repita un gobierno autoritario.

Martín del Campo manifestó que en el año de 1968 se empezó a escribir “el epitafio de un régimen antiguo autoritario” el cual fue interrumpido por el estudiantado que lucho por las libertades de un país.

El próximo 30 de octubre se efectuará el tercer panel y último panel con el tema: Archivos y Memoria “Comisión de la Verdad y Documentos”.