Boletín: DCS/129/17/ Publicado por: Dirección de Comunicación Social / Ciudad de México 29 de octubre de 2017
Necesario establecer un decreto de reconstrucción con enfoque de Gobierno Abierto por parte del Ejecutivo o Legislativo federal y/o local para integrar un Fondo Único de Reconstrucción Nacional


La reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos debe ser bajo el esquema de Gobierno Abierto para generar la confianza de la población, al mismo tiempo que la Transparencia Proactiva tendrá que ser el escaparate de toda información pública para una auténtica rendición de cuentas, indicó el comisionado ciudadano del INFODF, David Mondragón Centeno.

Al participar en el Foro: Diálogos para la Reconstrucción de la Ciudad de México, organizado por la asociación civil Nosotrxs, el integrante del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INFODF), consideró que a la brevedad, es necesario establecer un decreto de reconstrucción con enfoque de Gobierno Abierto por parte del Ejecutivo o Legislativo federal y/o local, “en dónde este instrumento normativo sea capaz de canalizar, integrar y orientar la energía, capacidades y recursos públicos, privados y sociales a partir de un Fondo Único de Reconstrucción Nacional, que evite fragmentación horizontal y vertical con objetivos, metas, actores responsables, medidas de transparencia y rendición de cuentas, métricas de evaluación y coordinado por un Comité Ciudadano Especializado y con participación ciudadana en todo el ciclo de gestión”.

En su intervención en la Mesa denominada, Transparencia y Rendición de Cuentas de Donativos Fondos e Información Oficial, el comisionado ciudadano advirtió que otras áreas de oportunidad son que la información para la reconstrucción y gestión de recursos donados sea una obligación de transparencia, así como incentivar acciones de Transparencia Proactiva y Gobierno Abierto, para la verificación de intervenciones gubernamentales, como en las contrataciones abiertas para la reconstrucción. Mondragón Centeno abundó que es necesaria la creación de una plataforma social, articulada y conformada por varios actores sociales, gubernamentales y que al mismo tiempo cuente con parámetros puntuales de actuación en todo momento. Asimismo, un punto indispensable es considerar el diálogo con la sociedad.

Al referirse sobre la preocupación de los ciudadanos por el uso y destino de los recursos, indicó que la información oficial fue la gran ausente después de los sismos, situación que ya no puede suceder.

“Por ello, el gran reto sin duda es que hay que estar atentos a cómo se gastan los recursos destinados a la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos y al mismo tiempo llevar a cabo un proceso de evaluación de los resultados que arroja la reconstrucción tal que permita cerrar el ciclo de la rendición de cuentas, en la que los servidores públicos involucrados en todo este proceso rindan cuentas de cada peso gastado”, dijo.

El comisionado ciudadano mencionó que es necesario conjuntar esfuerzos institucionales de todos los órdenes de gobierno, a través de políticas y estrategias articuladas en términos de intercambio de información, colaboración y coordinación desde la perspectiva del Gobierno Abierto y Transparencia Proactiva.

Agregó que en el caso del mediano y largo plazos, resulta imperativo actualizar las previsiones normativas y organizativas del Sistema de Gestión de Riesgos para Desastres con enfoque de Gobierno Abierto, así como una reforma profunda del Sistema de Protección Social para reducir fragmentación, bajo desempeño e institucionalidad y capacidad de respuesta.